Más de 30 trabajadores de la salud despedidos

La ola de despidos en el sistema de salud nicaragüense sigue dejando más destrucción a su paso. En las últimas semanas en Estelí y sus municipios los trabajadores de la salud, que no son afines al gobierno, han sido despedidos de sus cargos de manera arbitraria.

Médicos despedidos EstelíEl Sr. Nelson Moncada Robles, director del Hospital San Juan de Dios, de Estelí, ha sido quien ha ejecutado los despidos. En otros centros de salud han sido los directores de cada centro. Incluso en la empresa médica previsional CMP – MINSA de Estelí se han ejecutado despidos de índole política.

Los motivos para los despidos curiosamente siguen un patrón similar: causas por quejas de pacientes, reordenamiento organizacional o cualquier excusa que puedan encontrar con el fin de “pasarle la cuenta” al personal que no es fiel al partido de gobierno.

Dentro del grupo de trabajadores de la salud despedidos hay Especialistas como Otorrinolaringólogos, Pediatras, Cirujanos Pediatras, así como trabajadores administrativos o del área de farmacia.

En el caso de los médicos muchos ellos han sido despedidos por atender sin distingo político a la población que ha requerido la población. Lo que les ha hecho ser víctimas de acoso por parte de trabajadores de los hospitales afines al gobiernos, quienes los han marcado como “golpistas”.

Amenazas con procesos judiciales a médicos

Si el despido no fuera suficiente, algunos médicos también han sido amenazados con iniciarles procesos judiciales dentro de la jurisprudencia médica. Sabiendo que el FSLN tiene el control del sistema de justicia no es descabellado pensar que estas “amenazas” son ciertas.

Esto es un nivel todavía más de cruel de maldad y represión. No solamente niegan el derecho al trabajo de estos servidores de la salud, sino que también están coaccionados por la vía judicial con la amenaza de truncarles su profesión.

Calidad de reemplazos dudosa

El Dr. Carlos García, dermatólogo y con más de 30 años de experiencia, comentó que la calidad de los médicos que han sido contratados para reemplazar a los despedidos está en entredicho.

“La población nos conoce bien, tenemos años de trabajar en el hospital y quienes mejor tratamos a los pacientes somos nosotros, pero quienes están maltratando a los pacientes es el Ministerio de Salud porque está nombrando médicos que incluso no deberían estar ejerciendo como médicos porque fueron aplazados hasta por dos años en la carrera de medicina cuando hicieron el internado y esos son los que están atendiendo a la población, incluso cirujanos que no saben operar, pero ni una vesícula. Son un fraude para el Estado”, setenció García.

Más de 300 médicos despedidos en Nicaragua

Los despidos a trabajadores de la salud, médicos, administrativos y técnicos es una forma de represión más del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. En Nicaragua ya se contabilizan más de 300 casos de trabajadores de la salud despedidos, algunos con más de 30 años de experiencia en sus puestos de trabajo.

El Gobierno exige la “fidelidad” de los trabajadores del estado al partido de gobierno. Algo que está prohibido por la Constitución Política de Nicaragua, pero que el régimen dictatorial actualmente en el poder no respeta en lo absoluto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *