(Por Juan Fco. Dávila/Radio ABC Stereo) Pese a contar con dos sentencias judiciales que ordenan su libertad y padecer de complicaciones de su salud, el reo Néstor Antonio Quevedo Vanegas, de 29 años, lleva más de dos meses de estar en prisión de manera ilegal en el sistema penitenciario de Estelí, según denunció su madre María Azucena Vanegas. Néstor Antonio fue capturado durante un operativo ejecutado por la policía el 26 de marzo del 2015 en la zona de Miraflor, Estelí y luego fue procesado junto a otros jóvenes y sentenciado a cinco años de cárcel por el delito tráfico de droga.

Doña María Azucena Vanegas dijo que cada vez que ha consultado junto a su asesor legal, Carlos Alberto Castillo, a las autoridades del centro penal sobre la libertad de su hijo, solo le argumentan que el caso está en proceso de revisión. Ante esta situación, la angustiada madre demandó el pronto cumplimiento de la liberación de su hijo, ya que se le están violentando sus derechos constitucionales y teme que corra el riego de que producto de su deteriorada salud vaya a morir en la cárcel.

«Hasta la vez no le han dado la salida, en marzo él va a cumplir cinco años de estar detenido. Yo demando su libertad, está preso injustamente, está enfermo, le hicieron una cirugía en los testículos y no se ha sanado. Usted sabe que si una operación no se está revisando, se puede infectar y pasar a más. Él ya tiene carta de libertad», sostuvo doña María Azucena.

Por su parte, el abogado Carlos Alberto Castillo, defensor del prisionero Néstor Antonio Quevedo Vanegas, se refirió al caso, indicando que tienen una orden de libertad condicional dada en sentencia por la doctora Mercedes Jirón. «El Tribunal de Apelaciones ratificó la sentencia, pero a la fecha el joven sigue detenido. Pedimos que se hagan valer los derechos constitucionales de él y que el sistema penitenciario acate la sentencia del Tribunal», explicó el abogado.

Redacción Central Estelí Noticias

Redacción Central de Estelí Noticias es el equipo que monitorea y publica las noticias que acontecen en el departamento de Estelí y el norte de Nicaragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *